Wineandsex | Muerte a Cupido. #SanValentín
22127
single,single-post,postid-22127,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive
wine-sex-canarias

Muerte a Cupido. #SanValentín

Hace meses que no se de ti, pero te revuelves a tus anchas por mi cabeza, en mi pecho y en los recuerdos de mi cama. Parecía que no era nada importante, pero echo de menos tus manos, tus ojos claros, tu sonrisa de labios sabor a Dragoblanco afrutado.

Los aromas a 14 de febrero llegan hasta aquí y me molestan…

Insensato dios que contrae el músculo bombeador de sangre que le da vida a este cuerpo. Muerte al ser alado que imprime locura en mi cabeza y ceguera a mis actos.

Te desafío hado. Tú y yo, a muerte lenta y discreta. Te espero tras las ruinas de mi cuerpo, al acecho de la lucha. Juro que habrá sangre y que caerán rayos y centellas que anunciaran tu fin.

¿Cómo te atreves a clavarnos el puñal con desidia y saña? Eres tan cruel que riegas con malas artes la semilla que nos regala amor y termina descontrolando la razón que con tanto trabajo conquistamos.

Muerte a Cupido por traidor, embustero y cruel.

Era feliz, cuando no pensaba en el mañana. Cuando el ahora era suficiente para conquistar mi feudo mortal. Pensar que me puedes faltar, asesina mi sosiego y dispara mis miedos.

Te odio por proporcionarme el amor irracional, por hacerme partícipe de dos, por llenarme la cabeza con tantas historias de ternura infatigable, besos inconfesables y miedos de soledad…

Muere Cupido y libérame de este amor que oprime el pecho de esta simple mortal. Me asfixias, me envuelves entre complejos y me conviertes en ser diminuto e indefenso.

Muerte al dios mimado de arco en mano y flecha mezquina.

Muerte al impostor.

Muerte al ladrón de sábanas gamberras.

Muerte a quien me obliga a vivir presa del recuerdo de tus besos.

No Comments

Post a Comment